9 febrero, 2014
| Escrito por Alberto Ferrer

El Barcelona salió vencedor del duelo que cerraba la jornada del domingo en un Sánchez Pizjuán tomado por la lluvia y el viento. Los blaugranas vencieron con un inspirado Leo Messi, que despertó después de una semana difícil para el argentino, y volverán a acostarse líderes durante, al menos, una jornada más.

La intensidad en el inicio del Sevilla se enfrentó a las ganas de dominio del cuero que tenían los culés para poder ejecutar el juego planeado. Un duelo de objetivos que dio lugar en la primera mitad a ocasiones para los hispalenses a pesar del reinado sobre el tapete del equipo de Tata Martino.

Ataques constantes por la banda diestra. Ese fue el guión barcelonista en los primeros minutos del encuentro. Pero, a pesar de los intentos, Alexis Sánchez creo poco peligro por esta banda en la que se topó con un inspirado Alberto Moreno.

El Barcelona era el dueño del esférico, pero el Sevilla era el que ponía las ocasiones. Las ganas de anotar el primer tanto del partido de los hispalenses surgieron efecto en el minuto 16. Gran jugada combinativa de los de Émery que, tras pasar por los pies de Vitolo, llegó a Alberto Moreno para que, con un gran disparo seco, batiera a Víctor Valdés.

El gol no hizo despertar a los de la Ciudad Condal, quienes se vieron superados, de nuevo, en oportunidades por los sevillistas. De nuevo Rakitic, el mejor de los locales en el primer tiempo, tuvo oportunidad de aumentar la ventaja de los suyos ante una defensa culé que estaba haciendo aguas en esta noche de domingo.

Pero la calidad tenía un nombre, y ese era el del conjunto blaugrana. En el minuto 36 Leo Messi botó una falta al corazón del área sevillista para que Alexis Sánchez se erigiera para cabecear el balón y superara a Beto.

Los equipos igualaban sus fuerzas y todo volvía a estar como al principio hasta que, de nuevo el Barcelona, golpeó con fuerza en el minuto 44. Ahora Messi se quitó la zamarra de asistente para ponerse la de goleador. Después de unas semanas en las que su rendimiento se había visto señalado por los medios y en la que Martino había pedido una tregua, el argentino sacó talento para finalizar con un potente zurdazo una jugada llevada por Pedro.

Tras el descanso, los locales salieron con ganas de resarcirse de los dos tantos del Barcelona que culminaron la remontada antes del descanso. Los hispalenses habían sido los mejores del primer tiempo, pero el resultado no decía lo mismo.

Las ganas hicieron a los hombres de Émery olvidarse de defender y se vieron sacudidos por el tercer tanto. Corría el minuto 55 cuando el balón llegó a los pies de Iniesta, quien condujo por la zona zurda del ataque del Barcelona y dio el balón en el momento perfecto a Leo Messi para que el ‘10‘ culé anotase la tercera diana de los del Camp Nou.

Una tercera diana que terminó por finiquitar el encuentro. Y es que, a pesar de que quedaba tiempo, los sevillistas parecieron comprender la imposibilidad de superar al Barcelona, sobre todo, si Leo Messi estaba entonado e Iniesta cuajaba uno de sus mejores partidos en este curso.

Los andaluces se mostraban nerviosos e imprecisos. A pesar de ello, los del Tata Martino no terminaban de aprovechar la situación y los espacios de los que estaban disponiendo tras el tercer tanto hasta el minuto 43. Alexis Sánchez avanzó por el costado diestro hasta esperar el desmarque de Cesc Fábregas por la parte central, quien se quedó solo ante Beto y batió por encima al guardameta local.

Con el gol el Barcelona certificó del todo la victoria y la suma de tres puntos más para volver a ponerse líder después de haber perdido la posición durante una semana.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta

Debes estar logueado para escribir un comentario.